MARIANA NÚÑEZ URQUIZA
LICENCIADA EN NUTRICIÓN

WWW.NUTRACLINIQUE.COM

ANTES, DURANTE Y DESPUÉS
Yaseacercael‘MaratónGuadalupe-Reyes’y podríaapostarqueunagranmayoríayatieneabajolaguardiaconrespectoaltemadelcuidadodela alimentación y reducción de peso ¿Por qué tenemos esa manía de festejar todo ‘Antes, Durante y Después’? ¿Qué hacer para sobrevivir a tanta fiesta sin subir tremendamente de peso? Pues precisamente ‘eso’, seguir la rutina del ‘Antes, Durante y Después… pero en versión Hábitos Saludables’.
ANTES: mis más sinceras felicitaciones para todos aquellos valientes que han logrado sobrellevar su dieta a lo largo de estos difíciles días de antojos
al mayoreo; ya tienen ganada gran parte de la batalla ¡Sigan así! La clave para no subir de peso está en no arrastrar calorías antes de la cena de navidad, para que al final del día, lo consumido no alcance a ser un exceso. Aún para los que no se han estado cuidando últimamente, déjenme decirles que el mejor momento para hacerlo es ahora; justo a pocos días de la gran cena podemos empezar a hacer comidas más ligeras (¡Ojo! Nunca dejar de comer) de tal forma que para el día 24 o 31 nuestros hábitos se basen ya en el ahorro de calorías, para después ‘reinvertirlas’ en otros platillos. Por ejemplo: el día 24 sería muy bueno desayunar, almorzar y comer muy ligero; evitando los alimentos del grupo de los cereales durante el día y satisfaciéndonos más con verdura, alimentos de origen animal y frutas; dando la pauta para poder consumir alrededor de 1200 a 1400 Kcal., en platillos especiales de la cena, sin acumular más de 2000, cifra que podríamos considerar como un exceso y un muy seguro ‘kilito’ de más.
DURANTE: no esperen que una nutrióloga les dé ‘luz verde’ para comer pastel, romeritos, pavo relleno y turrones al por mayor; pero partiendo del principio de que: ‘No hay alimentos buenos ni malos, sino que hay cantidades’, me permito decirles que se puede comer de todo un poco para no quedarnos con antojos: 1. Mientras más variedad de colores haya en el plato ¡Mejor! Pues más variada será su alimentación. 2. Sustituya los alimen- tos muy calóricos por otros que nos puedan ayudar a ahorrar calorías, como los refrescos light o agua mineral para preparar las ‘cubas’. 3. Ocupe sustitutos de azúcar para saborear postres bajos en calorías y culpas (Como gelatinas de frutas naturales con jarabe de agave). 4. Lleve botanas ligeras (palomitas de maíz o verdura picada con dip de jocoque con cebolla, humus, pretzels).
DESPUÉS: evite los recalentados al día siguiente y el día después del siguiente. Sabemos que es parte de la convivencia y de nuestra mentalidad de no desperdiciar, pero también sabemos que seguro en el refrigerador debe de haber algo más sano que tortas de bacalao para poder degustar al mismo tiempo en que se convive con los demás. Y ¡Ahora Sí! ¡FELIZ NAVIDAD Y MUCHAS BENDICIONES PARA TODOS! «

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí