« MERKATUA Columna

http://chrisdrake.net/?kilko=%D8%A3%D9%81%D8%B6%D9%84-%D8%A7%D9%84%D8%AE%D9%8A%D8%A7%D8%B1%D8%A7%D8%AA-%D8%A7%D9%84%D8%AB%D9%86%D8%A7%D8%A6%D9%8A%D8%A9-%D9%85%D9%86%D8%B5%D8%A9-%D9%84%D9%86%D8%A7&a2f=dd BRIGITTE SEUMENICHT

http://www.ac-brno.org/?pycka=%D8%AA%D8%B9%D9%84%D9%85-%D8%A7%D9%84%D8%B4%D8%B1%D8%A7%D8%A1-%D9%81%D9%8A-%D8%A7%D9%84%D8%B3%D9%87%D9%85&348=f3 تعلم الشراء في السهم CREA E INNOVA

فوركس حلال source site ¡NO SÉ VENDER!
“No soy bueno vendiendo”, “odio las ventas”, “vender no es lo mío”, “no me gusta vender”. Posiblemente te has identificado con alguna de estas frases o has escuchado a alguien decirlas. Contrariamente a lo que se piensa, todos los días estamos ejerciendo nuestra habilidad de venta. Es decir, todos somos vendedores y todos los días estamos vendiendo algo.
Por lo tanto: ¿Qué puntos debes de tomar en cuenta y recordar para retomar la confianza en que puedes llegar a ser un gran vendedor?
Das una solución a un problema: ten certeza en que el producto o servicio que ofreces es exactamente lo que otra persona está buscando. Cambia la creencia de “me haces un favor al comprarme” por “te soluciono un problema con lo que te ofrezco”.
Vender es un proceso, de continuo aprendizaje: el proceso de ventas es un constante ‘ganar-ganar’ en aprendizaje, en conocimiento y en experiencia. Por supuesto que cuando vendes la confianza incrementa; pero es importante considerar que cuando estamos expuestos al rechazo hay grandes áreas de oportunidad para prepararnos mejor en las siguientes ventas.
Conoce a tu cliente o comprador: mostrar y convencer sobre los beneficios de un producto o servicio puede llegar a ser un gran reto, pero más aún cuando no sabemos con quién estaremos interactuando. ¿Tú cliente o comprador será el usuario del producto o servicio? ¿Qué necesidades insatisfechas resuelve lo que ofreces? Conocer a la perfección quién es tu cliente o comprador es uno de los pasos que no debes de saltarte y en donde más tiempo deberás invertir dependiendo de las características del mismo.
¡No te lo creas!: ¡Deja de venderte esa idea! ¡No la compres! Si realmente fueras malo vendiendo no habrías llegado a hacer tantas cosas que has hecho hasta el momento: Quizá tuviste que convencer a tu familia para estudiar una carrera y les tuviste que vender la idea, posiblemente tu pareja te eligió a ti por tus seductoras capacidades y habilidades de venta, diariamente estás en un proceso de interacción con otros en donde tus sentimientos, opi- niones, puntos de vista y creencias son proyectados al otro en un esquema parecido al de las ventas
Robert L. Stevenson, escritor escocés, decía: “Todo el mundo vive de vender algo” Yo digo que debes venderte la idea de lo bueno que eres vendiendo y debes todos los días salir a vender con aplomo, convencimiento, seguridad, entrega y pasión. «


%d bloggers like this: