Algunos de los maestros que tuvo durante su formación artística fueron Jesús Rodríguez de la Vega, Eduardo Epardo, Teresa Jordá, María Navarro, Théo Sauer, etc.

ABEL GARCÍA SALINAS

Una vida en acuarela Como parte de su formación artística Abel estudió la carrera de pintura en la UAQ, tomó un Taller de Experimentación Plástica en La Habana, y estuvo en la Escuela Provincial de Artes Plásticas en Marianao, Cuba

¿Cómo se dio su primera exposición?
Siempre estuve en contacto con el arte, nalmente fue la carrera que estudié, mi primer exposición la tuve en la Casa de la Cultura ‘Dr. Mena’ en esta ciudad, en el año de 1984, luego en el Museo de Arte de Querétaro, en la Sala de Pintores Queretanos en 1988, después en la Galería Libertad, Galería DRT y recientemente en 2016 en el Real Colegio de Santa Rosa de Viterbo.
¿Por qué acuarelas y no barro o cerámica?
Por necesidad y carencia, es decir el contar con poco material para trabajar me obligó a buscar un material relativamente barato y rápido.
¿De dónde llega su inspiración?
Tanto como inspiración no, más bien lo veo como un conjunto de elementos que van desde el estado de ánimo, la parte intelectual y la experiencia hasta la vivencia inmediata al proceso de pintar.
¿En qué lugares ha expuesto?
Mencioné ya los de Querétaro, podría decir algunos países pero pre ero mencionar dos: la 1a Exposición Internacional de Acuarela Ciudad de México en 2015 donde pude exponer junto a grandes maestros internacionales tales como Abe Toshiyuki (Japón), Atanur Dogan (Turquía-Canadá), Darío Ortiz Robledo (Colombia), Keiko Tanabe (USA-Japón), Zhou Tianya (China) y la exposición ‘Fabriano in Acquarello’ 2015 en Fabriano, Italia, en donde se reconoce mi trabajo nombrándome como Master internacional realizando una de las demostraciones junto a mi maestra Teresa Jordá Vitó de España.
¿A qué artista admira? ¿Por qué?
De Querétaro al maestro Jesús Águila Herrera, de México al maestro Saturnino Herrán y al maestro Ru no Tamayo. Y como maestro a Santos Balmori. Internacionales a los maestros Leonardo da Vinci, José de Ribera, Carel Fabritius, Johannes Vermeer. Contemporáneos internacionales a Roberto Ferri y Giovanni Marziano.
¿Cómo es su rutina de trabajo?
Me levanto a las 4.30 am, hago cosas de quehacer en la casa, si es día de escuela llevo a mi sobrina y hermana a sus escuelas, regreso, desayuno y si no tengo clase que dar me dispongo a pintar hasta casi las 2 pm, recojo a mis familiares y comemos, vuelvo a pintar hasta las 9 pm, en vacaciones o si no hay clases desde temprano no paro de pintar, o sea desde las 7 am hasta las 9 o 10 pm, después me voy a dormir.
¿Cómo ve el futuro para usted y su arte?
Algo negro. Mi trabajo en sí mejora cada día técnica y temáticamente, el problema es el mercado, pocos se interesan por lo que hago, cuando compran regatean o lo quieren regalado, pre eren comprar la obra del artista que tiene un nombre que suene algo extraño, que tenga una lengua larga o que guste de besar zapatos.
¿Qué consejo le daría a los jóvenes que quieren dedicarse al arte?
Muchos o todos los muchachos que estudian la carrera de las Artes Plásticas inician como yo alguna vez, queriendo comerse al mundo, pero chocan para empezar con maestros egoístas de su saber o ignorantes de su o cio, luego con galerías cerradas por espacio, calendario y amiguismo. Y nalmente un mercado que compra basura. Así que el consejo es encontrarse un trabajo que primero satisfaga sus necesidades primarias y luego sus necesidades artísticas. Es muy difícil para muchos aún cuando tengan talento y dedicación. «