lo

NUTRICIÓN Columna

WWW.NUTRACLINIQUE.COM

MARIANA NÚÑEZ URQUIZA NUTRA CLINIQUE
LICENCIADA EN NUTRICIÓN

¡NO PIERDA LA CABEZA!
Si bien algunos padecemos dolores de cabeza crónicos por enfermedad, antecedentes familiares o por reacciones alérgicas, etc., el dolor de cabeza desencadenado por ‘estrés’ ya sea físico o mental, por falta de sueño y hábitos incorrectos de rutina y/o alimentación es un padecimiento más que común hoy en día, entiendo que las presiones y algunas situaciones ajenas a nosotros nos impiden controlar esta reacción de nuestro cuerpo pero… ¿Qué podemos hacer al respecto? Bueno, de entrada solo podemos cambiar lo que está en nuestras manos. Primeramente es actitud y después, la rutina. Suena complicado pero no lo es. Podemos empezar con modificar algunos alimentos e incluso reorganizar los horarios de comida y de actividades; pero una vez incluidos esos cambios en la rutina nuestra salud se verá afectada positivamente, si los dolores de cabeza no desaparecen al instante, cuando menos bajaran significativamente su intensidad, en caso de que no es importante que consulte a su médico.

¡No pierda la cabeza! Y tome nota para lograr combatir ese dolor que no lo deja existir. Debe saber que hay que evitar los alimentos ricos en tiramina (vasoconstrictor) y otras sustancias como el glutamato monosódico (aditivo alimentario potenciador del sabor y que da un toque salado a los alimentos procesados). Algunas frutas cítricas (naranja, toronja, fresas), plátano, aguacate, cebolla, quesos maduros, productos cárnicos altos en nitratos como las carnes curadas o ahumadas, (jamón serrano, tocino, salchichas, salami), los vinos (especialmente el tinto), la cerveza y las bebidas alcohólicas en general, chocolates, nueces, cacahuates y/o crema de cacahuate, atún ahumado. En cada persona es diferente, pero como existen alimentos que nos pue- den generar más malestar que otros se sugiere que haga una pequeña prueba quitando algunos de estos productos durante una semana, si el dolor de cabeza desaparece es porque su principal activador se encontraba dentro de la lista que eliminó, de lo contrario debe seguir probando. En caso de que aún después de evitar los alimentos anteriormente mencionados el dolor de cabeza persista, será necesario restringir el consumo de lácteos. Evite las sustancias irritantes y estimulantes como cafeína o teobromina, el té negro, el café, el chocolate y la cocoa, pues lo ponen más sensible a los estímulos de exterior y por tanto a los dolores de cabeza. No haga ayunos prolongados y descanse bien (se recomienda dormir aproximadamente ocho horas). Evite las cenas abundantes o difíciles de digerir para no tener ‘pesadez’ estomacal y problemas para conciliar el sueño, lo más recomendable es cenar por lo menos dos horas antes de acostarse. Haga ejercicio constantemente, mínimo tres veces por semana con una duración de treinta minutos, preferente- mente busque un ejercicio que en verdad disfrute y lo relaje para que el efecto sea mejor. «


%d bloggers like this: