WWW.SIBAJAYASOCIADOS.COM

LIC. LEONARDO CÁZARES GARCÍA SOCIO PROPIETARIO EN SIBAJA
& ASOCIADOS, S.C.

COMO AFECTA EL BREXIT A MÉXICO
El referéndum para que los británicos decidieran su salida de la Unión Europea pasó de una simple amenaza a un hecho contundente cuando

El 52% de los británicos votó a favor del brexit y los mercados financieros del mundo lo resienten.

La principal afectación para México sería tener que renegociar un acuerdo comercial con Reino Unido, ya que desde el 2000 tiene un tratado con la Unión Europea (TLCUEM).

El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, dijo que el comercio con ese país representa el 7% del total que ejerce México con el mundo.

Al cierre de 2015, el comercio total entre México y el Reino Unido sumó un total de 4,312 millones de dólares (mdd). Una cifra modesta compara- da con los 495,693 mdd que representa el intercambio comercial total con Estados Unidos, de acuerdo con cifras del Banco de México.

Este proceso de negociación puede demorar varios meses, lo que incrementaría el costo de operación de las empresas de ambos países que mantienen flujos comerciales bilaterales. Actualmente Reino Unido es el cuarto destino de las exportaciones de México en la Unión Europea, advier- te CI Banco en un reporte.

Entre los principales productos que México exporta a aquel país destacan formas en bruto de oro para uso no monetario, motores para la pro- pulsión de vehículos terrestres, unidades de memoria, cerveza de malta, entre otros.

De lado de las importaciones, el principal producto que se compra de los ingleses es el whiskey, también destacan algunos medicamentos, mercancías destinadas a la reparación o mantenimiento de naves aéreas o aeropartes, así como gasolina.

En términos de Inversión Extranjera Directa, de 1999 al primer trimestre de 2016 Reino Unido ha invertido 10,096 mdd en México, con lo que se posiciona como el octavo mayor inversionista en el país.

Los lazos comerciales con el Reino Unido son demasiado pequeños para tener un impacto significativo sobre los exportadores emergentes, pero se sospecha que el mayor impacto podría venir a través de la interrupción de los flujos globales de capital.

La falta de crecimiento económico desde la crisis de 2008-2009 ha generado descontento en gran parte de Europa, y en Reino Unido se suman a la inconformidad; los problemas de crisis económicas y de deuda de los países de la periferia de Europa como España, Portugal o Grecia han sido tan graves que han tenido que recibir ayuda económica incluso desde su integración a la Unión Europea.«