VIDA EN EQUILIBRIO

GABY SARASVATI NATURÓPATA & HEALTH COACH WWW.SALUDEN90DIAS.COM

TU MEJOR VERSIÓN
Como cada inicio de año, es muy común establecer nuevas metas y objetivos. Te comparto que existe una forma más efectiva para alcanzarlos de manera garantizada: ‘enfócate en el proceso NO en el resultado’. Es decir, en lugar de buscar un resultado especí co como bajar de peso, mejorar tu aspecto físico o recuperar la salud, enfócate en el proceso: en qué cambios tienes que hacer en ti y en tu vida para estar en congruen- cia con lo que deseas lograr.
¿Por qué razón? Porque el resultado final es siempre una consecuencia del proceso. En otras palabras, todo proceso te llevará automáticamente a un resultado. Si inviertes tu energía en cuidar la calidad e impecabilidad de tu proceso, te tengo noticias: llegar a tus metas con éxito no será opcional sino inevitable. Por ejemplo, no tienes que enfocarte en mejorar tu aspecto físico o bajar de peso, sino en cultivar hábitos para construir un nuevo estilo de vida y lo mejor: esto te llevará a construirte como una persona sana. Tener un estilo de vida saludable hará que el exceso de grasa corporal inevitablemente desaparezca, ya que el sobrepeso no entra dentro del concepto de salud. La belleza está indisolublemente asociada a la salud. ¿Por qué algunos resultados no duran? Por trabajar con un enfoque en la meta, no en el proceso. Por ejemplo, se puede lograr bajar de peso, pero si no se construyeron los hábitos que logran llevarte en automático al resultado de forma permanente, no se pueden sostener los resultados a largo plazo.
¿Qué es lo más importante de tomar en cuenta para tu proceso? Tener la madurez y el discernimiento adecuado para incorporar a tu vida aquello que te nutra, te edifique y te enriquezca: alimentos, actividades, información, pensamientos, actitudes y personas que te aporten valor, te enaltezcan y te hagan brillar. Si te construye, aprécialo, hazlo parte de tu proceso, valóralo, cuídalo, consérvalo y cultívalo. Si no te aporta, apártalo: no lo quieres en tu vida ni ahora ni nunca. Cultiva hábitos como cuidar la calidad de tu alimentación (siempre natural no industrializada), incorporar permanentemente alguna actividad física, descansar adecuadamente, hidratarte correctamente, fomentar tu desarrollo personal, así como cuidar la calidad de tus pensamientos, acciones y buena compañía.

Construir conscientemente un estilo de vida te llevará a un extraordinario resultado: podrás experimentar una mejor versión de ti: más saludable, más atractiva, más disciplinada, más consciente, más fuerte, más creativa y más exitosa.

Para nalizar deseo compartirte un texto de la losofía sufí (sabiduría del islam): un campesino le dice a su amigo: “No veo razones para ser opti- mista, no sé qué traerá esta temporada”, su amigo contestó: “Yo creo que traerá ores”, “¿Sí? ¿Por qué?” a lo cual este respondió: “Porque estoy sembrando ores”. «