WWW.NUTRACLINIQUE.C

MARIANA NÚÑEZ URQUIZA NUTRA CLINIQUE
LICENCIADA EN NUTRICIÓN

10 REGLAS ORO PARA SOBREVIVIR AL VERANO EN FORMA
Llegan las vacaciones y es casi imposible no pensar en bajar la guardia con respecto al tema de la dieta, los buenos hábitos de alimentación y el ejercicio, por eso les comparto estas 10 REGLAS DE ORO para sobrevivir al verano sin arruinar su actual figura y mantenerse sano y en forma el resto del año.
1. A medida de lo posible trata de planear lo que vas a comer durante el día, así evitarás que el ocio o el tiempo libre te hagan ‘suponer’ antojos o necesidad por ciertos alimentos, además de poder asegurar tener opciones saludables a la mano.
2. Cuando menos una vez a la semana has un recuento de todo lo que has comido durante el día, así podrás identificar si estás introduciendo alimentos ‘extra’ que habitualmente no consumes y ahora por ‘moda veraniega’ sí.
3. Toma cuando menos uno o dos vasos de agua antes de cada comida, te sentirás satisfecho más fácilmente y a la vez te mantendrás bien hidratado.
4. Busca la forma de que en tus tiempos de comida siempre se incluyan las verduras (en sopa, ensalada, guisado o guarnición) y consúmelas libre- mente sobre cualquier otra cosa para saciarte con ellas y no de alimentos más calóricos.
5. Evita ir al supermercado (un hobbie muy común en las vacaciones) en ayunas o sintiendo hambre, pues muy seguramente acabarás compran- do comida ‘chatarra’ de más.
6. Consume alimentos altos en fibra y al mismo tiempo no dejes de tomar agua para obtener el efecto benéfico de la fibra, lo que además man- tendrá tus niveles de saciedad en su lugar.
7. Antes de acudir a alguna fiesta o evento donde haya comida de por medio, consume antes un jugo de verduras, una buena ensalada o un smoothie con leche vegetal (puede ser también un yogurt descremado y sin azúcar), para evitar llegar con demasiada hambre y comer lo primero que veas.
8. Comer sano no es suficiente, proponte aún en periodo vacacional hacer cuando menos treinta minutos de ejercicio tres veces por semana. Si pudieras aprovechar tu tiempo libre para hacer ejercicio diario ¡MEJOR!
9. Aunque te levantes más tarde y cambien tus horarios, procura hacer cuando menos tres comidas al día con una o dos colaciones intermedias. ¡No te malpases para que no quieras justificar el comer de más!
10. Cuando estés comiendo evita estar haciendo otras cosa como ver televisión, leer, estar en la computadora o demasiado atento del celular; porque esto distraerá tu atención y no identificarás cuando ya estés satisfecho, por lo que muy probablemente comas más de lo planeado y… ¡Lo peor! Sin darte cuenta.

Así de fácil es adaptar la rutina este verano para mantener la voluntad y muy seguramente la figura. ¡FELICES VACACIONES! «