Rompiendo barreras por ellas

“Hoy sumamos la voz de valiosas mujeres que nos han dejado mensajes muy importantes, yo quisiera agregar a ello que las mujeres tenemos una perspectiva diferente, estamos formando a las nuevas generaciones de esta sociedad, somos forjadoras del futuro y constructoras de la paz, que no se nos olvide que las mujeres son la mitad de la población y madre de la otra mitad.”

Katia Resendiz Jaime estudió la Licenciatura en Ciencias Políticas y Administración Pública, comprometida incansablemente en las causas sociales, considera que involucrarse en política es cómo podemos lograr las grandes transformaciones sociales que tanto necesitamos. Sus inicios fueron cuando de niña pudo acompañar a su hermana a su servicio social en comunidades y al ver otra realidad, el sentir de las personas y ver que brindar una ayuda puede cambiar considerablemente su vida. Eso hizo un despertar en Katia el llamado a servir y a buscar siempre el hacer más y entregar un extra por los demás. En su vida adulta, participó en diversas agrupaciones de apoyo social y tuvo la oportunidad de involucrarse en acciones en beneficio de sectores en desventaja social. “Hoy estoy convencida de que las mujeres somos quienes mueven esta sociedad y somos quienes podemos hacer transformaciones significativas para grandes problemáticas.”

Virgina Woolf y Sor Juana Inés de la Cruz son las mujeres que inspiran a Katia porque ambas se destacaron en un ambiente totalmente masculino, rompiendo esquemas y reivindicando el papel de las mujeres escritoras, despertando la conciencia de género en cuanto a la necesidad de ser visualizadas y ser mujeres independientes. “Tuvieron que enfrentarse a muchos desafíos de su época,  ahora debemos inspirarnos en su ejemplo para seguir enfrentando los retos actuales y trabajar por un mundo más justo para todas y todos”. “Me inspiran también todas las mujeres que no se conforman, aquellas que no han seguido los prototipos y estereotipos marcados, todas aquellas que han sido capaces a base de mucho esfuerzo de romper barreras, aquellas que con un trabajo constante y estratégico han logrado superar obstáculos, como por ejemplo Rigoberta Menchú, una gran líder indígena y defensora de los derechos humanos, Michelle Obama, una mujer preparada con gran sentido social y calidad humana o Greta Thunberg, una activista que hoy es un referente de la lucha contra el cambio climático y la defensa del medio ambiente, y hoy me rindo a los pies de las enfermeras y doctoras que están dándolo todo, para velar por nuestra salud y por supuesto todas las grandes mujeres que hoy tengo el honor de que me acompañen; son ejemplo de superación y entrega total, quienes sin duda me inspiran y me motivan a querer dar más y servir más”. 

  • ¿Cómo has logrado romper paradigmas en uno de los sectores considerado hasta hace poco exclusivo de hombres? ¿Cómo es la política y la toma de decisiones? 

La toma de decisiones en mi familia, siempre fue equitativa; mis papás siempre se consultaban antes de decidir algo hacia afuera de la casa, y cuando los hijos fuimos creciendo, nos iban haciendo partícipes de esas consultas. Tal vez no influimos mucho, pero ahora lo entiendo: era para fortalecer este pensar, pues en la vida cotidiana de muchas mujeres, la toma de decisiones ha sido su propio ejercicio de poder. Además de que nos inculcaron el siempre participar equitativamente en las tareas del hogar. Considero que es muy importante que se valore la contribución de las mujeres en las labores del hogar y los cuidados, así como su desempeño laboral, debe visibilizarse esta doble jornada, ya que aporta grandes beneficios no sólo a los hogares y a las familias, sino a toda la sociedad. La inclusión de la mujer en la política es un tema de derechos humanos y de justicia, porque sencillamente no podemos hablar de una verdadera democracia sin incorporar plenamente a las mujeres, quienes representamos la mitad de la población y dice “no son concesiones, estamos por fin las mujeres ocupando el lugar que nos corresponde”. En relación con romper paradigmas no soy la única que lo he hecho, pues existen incontables mujeres que me han antecedido y que nos han abierto camino, así como muchas que actualmente con su trabajo fortalecen el poder político femenino. En cuanto a las políticas públicas, se ha logrado incorporar la perspectiva de género, que esto ha sido un avance relativamente reciente, ya que el involucramiento de la mujer en política ha sido lento (recordemos que el sufragio femenino tiene poco menos de setenta años), pero esto nos habla de las grandes aportaciones que han hecho las mujeres para el avance en la igualdad y en el desarrollo social, por eso necesitamos que más mujeres se involucren en política, como Michelle Bachelet ha dicho “Si una mujer entra a la política, cambia la mujer y si muchas mujeres entran a la política, cambia la política”. Necesitamos una nueva forma de hacer política, una política con otra perspectiva, la de la mujeres. 

  • Siendo una mujer jóven, profesionista, esposa y madre de familia ¿a qué retos te has enfrentado? 

De por sí es un reto ser esposa y madre de familia; es un rol demandante, tanto al interior, como afuera de la casa. Precisamente porque hay que administrar el tiempo, los espacios y las tareas del hogar, considero que sigue siendo un gran reto el lograr conciliar la vida familiar y laboral. En términos afectivos las mujeres entregamos todo a nuestras familias pero también es importante trabajar por el propio autocuidado. Muchas veces nos olvidamos de nosotras mismas y nos colocamos en un segundo plano, y por supuesto lograr tener una repartición equitativa de las labores del hogar dentro de la familia. Como mujer jóven, también es demostrar que como jóvenes tenemos el ímpetu, los conocimientos y el compromiso de mejorar nuestro entorno. Y, como profesionista, te puedo decir que también siempre entrego el extra, además de que cuando trabajas en lo que te apasiona pues es muy gratificante. Uno de los retos más grandes como mujer, como te comentaba ha sido continuar manteniendo la armonía entre ser profesionista, esposa y madre. Es por eso que debemos seguir trabajando para lograr una participación equilibrada entre mujeres y hombres en la vida tanto familiar como laboral.

  • ¿Qué implica el oficio político y cuáles son los desafíos y propuestas que deben considerar las mujeres al participar activamente en la vida pública? 

Las cuotas de género han sido necesarias para lograr el avance de la participación política de las mujeres, sin embargo aún se enfrentan grandes retos, como el que las mujeres puedan acceder a todos los espacios y niveles de toma de decisión porque lamentablemente aún persisten las desigualdades en cuanto a oportunidades así como conductas machistas y discriminatorias, arraigadas culturalmente y socialmente. Por lo que, un gran desafío es erradicar la violencia política en razón de género, para que las mujeres puedan participar en igualdad de condiciones en la vida política. La paridad de género se basa precisamente en la idea de que para integrar una sociedad democrática se requiere de una amplia participación ciudadana, integrada por mujeres y hombres que tomen decisiones sobre temas que inciden en su vida privada y en el rumbo de la sociedad. La meta es que logremos la igualdad sustantiva para que entonces ya no sean necesarias las cuotas. 

Para esta portada, a Katia la acompañan otras valientes y valiosas mujeres; Maria Genoveva Anaya Saavedra, empresaria comprometida con el desarrollo integral y bienestar social, Imelda García Ugalde, feminista y activista por la paridad y los derechos de las mujeres desde hace más de 30 años, Samantha Portilla Olvera, atleta de alto rendimiento y primer lugar  absoluto ULTRAMAN515 2019  en la rama femenil, María Guadalupe García, Contadora Pública y Gobernadora de los Pueblos Indígenas y Migrantes de Querétaro, Rocío del Sagrado Corazón Meré Alcocer, Médico Cirujano especialista en Oftalmología, Andrea Beltrán Perera, Licenciada en Mercadotecnia y emprendedora independiente, y al pie de una Corregidora de Querétaro que aún mantiene las huellas de la última concentración feminista. Katia Reséndiz se compromete a trabajar en las causas de género para poder avanzar hacia el logro de una igualdad sustantiva. 


Ma. Guadalupe García López, Gobernadora de los Pueblos Indígenas y Migrantes de Querétaro, refiere que para ella como mujer índigena fue muy importante conocer sus derechos para poder exigirlos, ya que en muchas de las mujeres y hombres de las comunidades aún existe el desconocimiento de sus derechos. Nos comparte“Han sido más de 500 años de vivir en silencio, sin poder expresar nuestra voz para manifestar nuestro derecho a gobernar y  elegir a nuestros gobernantes, quizás por razones culturales, políticas o sociales. Las mujeres no  estábamos consideradas ni a votar ni a ser votadas, viviendo en silencio, incapaces de expresarnos, no se ha tomado en cuenta el trabajo de las mujeres, no han sido igual los derechos para las mujeres por el sistema normativo de lo que es llamado “usos y costumbres”, no hemos sido libres ni muchos menos iguales y  por eso nos excluyen, todo culmina en una serie de abusos  que atentan contra la dignidad, la libertad y los derechos humanos de las mujeres originarias”. Nos comenta que cuando la eligieron Gobernadora de los Pueblos Indígenas, se enfrento a situaciones de discriminación por ser mujer sin embargo ha tratado de hacer valer sus derechos porque considera que estando en puestos de toma de decisiones podemos hacer el cambio.“Considero que ya es tiempo de que las mujeres tomemos el lugar que se nos ha negado por siglos, nos hemos preparado y estamos listas para contribuir  en el desarrollo del país”.

Samantha Portilla Olvera sabe que para competir y alcanzar sus objetivos en el plano deportivo, personal y profesional le inspira ser ejemplo para sus hijos, para su familia y también para muchas mamás. “Decirles que con planeación y organización puedes cumplir tus metas personales. Recordarles que el amor propio existe y que tenemos el poder de crear la vida que deseamos”. Nos comparte que no ha sido fácil compaginar su vida como mamá con su vida de atleta y laboral porque no contaba con el apoyo suficiente ni aprobación del papá de sus hijos. Muchas veces sufrió de discriminación como que “la mujer debe permanecer solo en la casa y cuidar de los hijos”  por lo que dice que ella  decidió no rendirse porque el deporte ha forjado su carácter, la ha hecho ser mejor persona, mejor ser humano y mejor mamá. ”Hoy soy independiente y autosuficiente económicamente hablando”.

María Genoveva Anaya Saavedra desde pequeña le inculcaron a participar en las actividades del hogar, tanto familiares como del trabajo y que esto le dió la seguridad para que con la fuerza de sus principios y la lucha por los valores y convicciones, pudiera enfrentar los retos y desafíos de la vida. “Mi intención es que mi paso por la vida no sea en vano y dejar un mundo mejor del que encontramos, creo que la familia es la empresa más importante”.

Andrea Beltrán Perera por su parte, cuenta que para ella es muy importante que se eliminen los estereotipos desde la educación que se da dentro de la familia. “Día con día inculco en mi pequeño que la vida se vive sin géneros, que las actividades que se realizan en casa, son por igual. Que mamá sale a trabajar tan duro como lo hace papá y que ambos contribuimos para que nuestro hogar funcione como lo hace”. 

Imelda García Ugalde considera que el reto principal es la feminización de la política, porque señala “cuerpo de mujer no significa conciencia de mujer, esto es que las mujeres aún debemos prepararnos para transversalizar el género, adoptar la sororidad como una doctrina y valor de vida”. Señala que se deben impulsar agendas en apego irrestricto a los derechos humanos, así como a las agendas internacionales que marcan los objetivos y metas que todos los gobiernos en todos los niveles deben complementar para lograr sociedades igualitarias y cerrar las brechas de desigualdad. 

Rocío del Sagrado Corazón Meré Alcocer dice que la mujer es capaz de desempeñarse en diversas actividades tanto sociales, políticas y administrativas, siendo fundamental seguir estudiando y preparándose, “ya que las cualidades inherentes de la mujer, su maravillosa intuición, el sentido común y el oficio de ver por los demás se solidifica con la preparación académica”. Como médica, señala que le preocupa el deterioro que ha dejado la actual pandemia, en la salud física, mental y emocional de todo el equipo médico por lo que hace un llamado a todas las personas a seguir cumpliendo con todas las medidas sanitarias. Menciona que debemos concientizar desde casa, aprender a disfrutar del aislamiento, construir cada día en nuestro pensamiento gestiones que nos ayuden a estar mejor y en nuestro actuar buscar la salud integral haciendo ejercicio, alimentándonos de manera equilibrada y sana, teniendo descanso  y actividades recreativas de convivencia en casa con nuestra familia y adquiriendo hábitos que nos hagan ser mejores personas.