Captura-de-pantalla-2016-05-11-a-las-16.56.58 Captura-de-pantalla-2016-05-11-a-las-16.58.31 Captura-de-pantalla-2016-05-11-a-las-16.58.55 Captura-de-pantalla-2016-05-11-a-las-16.59.07

 

Amor altruista

Celebramos el mes de las madres con una mujer excepcional que ha sabido equilibrar el tiempo en familia con su vida profesional

Para esta publicación con la que celebramos a todas las mamás, nos acompaña alguien que es un ejemplo a seguir, no solo por ser una amorosa madre, sino también por ser una extraordinaria mujer comprometida con una noble labor altruista.
Sandra de Anda es madre de André de 27 años, y de Michelle quien contaría con 24 años de edad; Michelle, como ella misma lo dice, le da esperanza de que la vida no termina aquí y fue quien la alentó a comenzar una incansable lucha para ayudar a niños que padecen cáncer.

Guadalupe Alejandre, presidenta y fundadora del sistema AMANC México, conoció la historia de Michelle, del sentimiento y la conciencia que nació en Sandra al entender el dolor que vive un niño enfermo de cáncer y la pena que pasa su familia, además de las necesidades económicas que enfrentan para solventar una enfermedad como esta, y de esta manera nació el gran proyecto de AMANC Querétaro.

Hace unas semanas Sandra fue nombrada ‘Presidenta fundadora honoraria vitalicia’ y dejó de dirigir la Asociación tras doce años de trabajo, pero la labor continua, a Sandra sus hijos la inspiran a ser feliz, a disfrutar la vida y aprovechar cada momento, “por ellos siempre trato de ser mejor en todo lo que hago”.

Su rol como madre se divide entre el cielo y la tierra y ha encontrado el equilibrio necesario para repartir su tiempo entre André y el ayudar a los niños, niñas y adolecentes con cáncer de bajos recursos del estado de Querétaro, bajo el modelo de acompañamiento integral hasta que obtengan su recuperación total. «